+
Reportajes
El aire acondicionado y las patologías respiratorias ¿Amigos o enemigos?
El verano y las patologías respiratorias
El ejercicio físico también se puede realizar en casa
Un plan sencillo de alimentación contra la obesidad infantil
Información fiable y de calidad para hacer frente al virus del Ébola
Comer en familia: hijos más saludables y con mejores notas
Esos molestos enemigos llamados piojos
Todo lo que deberías saber sobre la Hepatitis C
Una relación saludable con las TIC
Mitos sobre lo difícil que es dejar el tabaco
Usuarios responsables, medicamentos eficaces
Volver a la rutina
Empiezan las preguntas sobre….SEXO!!!!
Que lo raro no sea también desconocido
Lo que hay que saber sobre la psoriasis
Loca agenda de Navidad
El poder de los consumidores
El deseo de ser madre
Un paso hacia el buen humor
Comer sano en el trabajo
Sabor Mediterráneo
Un verano sano y seguro en familia
Combatir el calor está en tus manos
¿Pueden los móviles provocar cáncer?
Desayuna como un rey
Cómo reaccionar frente a las alergias
¿Entendemos las etiquetas?
Un arcoiris en tu plato
La salud de los viajeros
+
Noticias
 
 
   Actualidad
 / 
Reportajes
 
+  

El ejercicio físico también se puede realizar en casa

  ¿Quieres compartir esta información?

El ejercicio físico también se puede realizar en casa

Todas las personas necesitamos realizar actividad física para gozar de buena salud. Hacer ejercicio no tiene por qué significar apuntarse al gimnasio, ir a nadar o jugar al tenis. Se trata de moverse, y cualquier persona siempre puede encontrar el momento para hacerlo, hasta en su propia casa.

En nuestro país, tanto los adultos como los niños realizamos poco ejercicio. Esta es una de las principales razones por las que está incrementando el número de personas con sobrepeso y obesidad España. Todos, adultos y niños, deberíamos dedicar más horas a ejercitarnos y abandonar el estilo de vida sedentario.

La actividad física y el ejercicio pueden aportar grandes ganancias de salud y ayuda a prevenir enfermedades:
  • Puede reducir hasta en un 50% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, apoplejía, derrames cerebrales, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer.
  • Ayuda a bajar la tensión arterial y el colesterol.
  • Mejora el sueño, ayuda a la relajación personal y combate la depresión. La actividad física habitual reduce el estrés y previene y mejora trastornos psicológicos como la depresión o la ansiedad.
  • Tonifica los músculos.
  • Incrementa la fortaleza y flexibilidad.
  • Mantiene los huesos saludables y previene caídas.
  • Ser más activo ayuda a perder peso y a mantenerlo a largo plazo.
 

Ejercicio físico en familia


Les animamos a hacer ejercicio con vuestros hijos. Lo importante es practicar ejercicios que relajen y entretengan, porque realizar actividad física no tiene porque ser duro o extenuante.

Karen Miller-Kovach, exdirectora científica de WeightWatchers internacional (en España, entulínea) recuerda que los ejercicios de baja intensidad ayudan también a reducir el estrés, la ansiedad y la presión arterial. Hacer ejercicio con regularidad proporciona una sensación de bienestar y vitalidad, y mejora la autoestima. Si practicamos ejercicios de baja intensidad, como se pueden realizar durante más tiempo, al final conseguiremos quemar la misma cantidad de calorías que si realizamos ejercicios más duros pero de menor tiempo.

Algunos tipos de ejercicios que se pueden realizar con los hijos, tanto al aire libre como en casa, son los siguientes:
  • Un paseo de media hora, como mínimo. Puede ser un buen momento para charlar con los hijos.
  • Una excursión familiar en bicicleta. Los niños disfrutan muchísimo con este ejercicio, y más si pueden hacerlo en compañía de sus padres. También se puede buscar otros juegos con los hijos como jugar a la pelota o saltar a la comba.
  • Bailar al son de la música. Esta actividad se puede realizar diariamente. Tan solo hay que elegir la música favorita y moverse.
  • Realizar entre todos tareas domésticas. Probablemente estas sean las actividades menos divertidas, fundamentalmente para nuestros hijos, pero sacar la ropa de la lavadora y tenderla, pasar la aspiradora, limpiar las ventanas, son actividad que demandan un esfuerzo físico. Además, es una oportunidad para involucramos a nuestros hijos en las responsabilidades domésticas.
  • Diez minutos de gimnasia en casa. Se trata de establecer una rutina y escoger los ejercicios que más diviertan. Hay muchos y variados.
  • Subir y bajar escaleras. Hay que olvidarse del ascensor y emplear las escaleras. Cada vez que se sube y se baja por las escaleras se está quemando calorías y tonificando musculatura de piernas y nalgas.
  • Trabajar en el jardín. Las versiones manuales de las tijeras de podar, recortar bordes y cortacéspedes sirven para hacer tanto ejercicio como ir al gimnasio. La jardinería es una forma muy buena de aumentar la fuerza, resistencia y flexibilidad.
El programa del Ministerio de Sanidad para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (Estrategia NAOS) recomienda que “todo individuo debería realizar un mínimo de 30-60 minutos de actividad física de intensidad moderada, casi todos los días de la semana. Llevar una vida físicamente activa produce numerosos beneficios para la salud, tanto físicos como psicológicos”. El secreto: estar motivados y encontrar la actividad física que más se acople a sus características físicas y personales.

Redacción: Entulínea
Para más información: www.entulinea.es
 
 
 
 
 
 
 
>  Qué es Salud en Familia   >  Quienes somos    >  Consejo asesor
Diseño web por Factoría de Innovación    © 2011 Fundadeps. Todos los derechos reservados       >  Política de privacidad   >  Política Editorial   >  Publicidad